Hollywood: propaganda disfrazada de entretenimiento

8 de abril de 2024, 6:52 p.m. • 4 minutos de lectura

Sociedad Política

Hollywood es una de las industrias del cine más grandes del mundo. Su influencia se usa para promover propaganda favorable a Estados Unidos y mostrarlo como la cuna de la libertad, justicia y sueños hechos realidad.

Durante el siglo XX, Hollywood trabajó lado a lado con la CIA y el pentágono para producir propaganda para que los estadounidenses apoyen el esfuerzo de guerra durante la Segunda Guerra Mundial.

Durante el periodo de guerra, Hollywood produjo películas que mostraban a los militares estadounidenses como héroes que luchan contra los malvados alemanes Nazis.

Como la Unión Soviética era aliado de Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial, Hollywood mostraba al ejército rojo desde una perspectiva positiva, pero todo cambió durante la Guerra Fría. Películas que inicialmente mostraban a la URSS favorablemente fueron modificadas para incluirlos en el mismo saco donde estaban los Nazis.

Hollywood también mostró a los nativos americanos como salvajes que deseaban destruir las pacíficas vidas del hombre blanco, cuando en realidad el hombre blanco despojó a los nativos americanos de sus tierras y los confinaron al estado de Oklahoma principalmente.

Desde 1911 hasta 2017, 800 producciones de Hollywood fueron patrocinadas por el departamento de defensa de Estados Unidos.

Hollywood siempre muestra a Estados Unidos como el chico bueno que salva a la humanidad del enemigo que generalmente es el estereotipo de un Nazi o comunista.

En 1942, el periodista Elmer Davis fue elegido para dirigir la Oficina de Información de Guerra de los Estados Unidos. Una de las frases famosas de Davis es:

“La forma más fácil de inyectar una idea propagandística en la mente de la mayoría de las personas es dejarla pasar a través de una película de entretenimiento cuando no se dan cuenta de que están siendo propagandizadas.”

Películas como Rocky muestran cómo el estadounidense resiliente y valiente derrota al soviético malvado y dopado.

Hollywood nunca mostró a Estados Unidos como el perdedor en ninguna guerra, cuando en realidad perdieron la guerra contra Vietnam. Hollywood creó a Rambo para compensar esa derrota.

Estados Unidos se muestra como el policía del mundo, salvando personas alrededor del mundo de regímenes malvados, cuando en realidad este país desestabiliza el mundo promoviendo golpes de estado, invadiendo países y justificando el crimen con mentiras, como por ejemplo con suceso del Golfo de Tonkin que fue utilizado para justificar la guerra con Vietnam, y las dos invasiones de Iraq, la primera por un testimonio falso de una adolescente que testificó mentiras sobre supuestos crímenes cometidos por soldados iraquíes, y el segundo por evidencia falsa de armas nucleares en posesión de Iraq.

La hipocresía es evidente cuando Estados Unidos, a través de Hollywood, proclama hacer exactamente lo contrario de lo que realmente hace. El slogan de Joseph Goebbels: “acusa a tu enemigo de aquello de lo que eres culpable” parece formar parte del ethos de la política exterior de Estados Unidos. El estilo de vida capitalista y el todo poderoso complejo militar industrial no cesa de glorificarse en las películas de Hollywood. Creemos que el estilo de vida del país del norte es el mejor solamente porque fuimos persuadidos a hacerlo.

Hollywood fue una pieza esencial para que en los años 90 se hablara abiertamente del Nuevo Orden Mundial, tantas veces citado por George H. W. Busch. El poderío militar, junto con la máquina de propaganda más grande del mundo consolidó la hegemonía de Estados Unidos sobre el resto del mundo.

El dinero que Estados Unidos gasta en sus fuerzas militares podría usarse para acabar con la pobreza en su país, y tal vez en el mundo, pero no está en los intereses de la élite lograr un mundo mejor. La guerra genera ganancias, y los contratistas de defensa como Lockheed Martin no van a permitir que sus ganancias dejen de fluir.

Nos hacen creer que necesitamos fuerzas armadas para defendernos de amenazas creadas artificialmente para mantenernos con miedo y pedir la protección del estado y así justificar su existencia.

Para crear guerras Estados Unidos vende armas a todo el mundo y genera conflictos para crear más demanda de armas. Una vez que los países quedan destruidos por la guerra, los contratistas de construcción como Halliburton obtienen ganancias billonarias por la reconstrucción de la infraestructura destruida.

Mientras Hollywood nos hace creer que el lobo es en realidad oveja, vidas de civiles son destruidas en nombre del dinero.

Piensa en todas las películas de Hollywood que viste durante tu vida y considera cómo influyeron tu comportamiento, y especialmente qué comportamientos aceptaste como normales o deseables por causa de esas películas.

Libertinaje en la secundaria y universidad. Un mundo donde se necesita dinero para todo. Familias destruidas por la adicción y divorcios. Un mundo donde lo que más importa es el dinero y estatus. Al final del día, el propósito de Hollywood es mantener el estatus quo del nuevo orden mundial que Estados Unidos impuso al final del siglo XX.

Veamos a Hollywood por lo que realmente es… propaganda. Dejemos de ser manipulados y retomemos control sobre nuestras mentes.